sábado, 16 de agosto de 2008

Café París


“Qué maravillosa ocupación entrar a un café y pedir azúcar”.
No vamos por el café. Ni porque hay que ir.
La gente nos mira y nunca falta alguno que piense
que no hace tanto calor como para sacarse toda la ropa.
Sobre una mesa dos viejas pasan las fotos de la misa y todo huele a ron.
Te da igual, no?...
Es eso… o ponerse las zapatillas y fumar y tomar mate, esas cosas que ayudan.
tic-tac
tic-tac
tic-tic-tic... tac
De qué sirve tener más tiempo?.
(Gr. Str)

2 comentarios:

Renata Luna dijo...

Es atractivo. Tendrían que serivr azucar en cubos, y chocolatines con formas de frutas

..falta poco...

Grecia Strawberry dijo...

Sí, servidos en las dentaduras postizas de las viejas q allí revolean sus collares de perlas!

Salut...