sábado, 16 de agosto de 2008

Serán lo que quieras que sean (segundo minitomo)

Anemia: alma destruida por ataque de un terrorista hambriento.
Belleza: energía sólida en comprimidos.
Camino: la suma de los lados de un espejo.
Delirio: nombre impropio.
Eliminado: recipiente encubierto al cual la tapa no le es hermética.
Fiera: tiempo inalámbrico de crueldad y poca belleza.
Gasto: gesto que denota generosidad posible de ser medida.
Hamaca: desde donde se emite un discurso presidencial.
Incendio: fragancia que desprende un cuerpo en descomposición.
Jirafa: bebida gaseosa, libre de alcohol, dulce, cuya coloración anaranjada responde a su sabor. Trago largo.
Kilo: término utilizado generalmente para referir a todo aquello que nos represente conformidad.
Lamento: jarabe para la culpa.
Mártir: elemento vertical inflexible que sostiene en alto al emblema de una nación.
Negro: antídoto contra el virus del fantasma de la modernidad.
Ñandú: prótesis anal.
Orden: juego oficial con un máximo de dos jugadores y un mínimo de menos dos.
Pisada: unidad de medida para calcular la edad de la memoria.
Quiste: colección de miradas vergonzantes.
Realidad: cirugía para aquellas anécdotas dignas de reproducir.
Sucio: sexo entre primos hermanos.
Tolerancia: abrigo de media estación.
Ubicado: reloj con cuadrante de 48 horas.
Vigilancia: ocupación de quien no coge ni podrá ser recogido.
Wuelga: palabra mal escrita.
Xuxa: puta fina importada que te enseña a cepillarte los dientes.
Ya: decreto de la espera.
Zanahoria: huso vegano en el meridiano de un sándwich.
: quinta vocal del alfabeto para el analfabeto.

2 comentarios:

Renata Luna dijo...

...bueno, acá ya te fuiste al carajo..que querés que te diga?

Grecia Strawberry dijo...

no sé, pero vos sos la que puso al perro taxista en la foto de tu profile!